LECTURAS REVUELTAS: Revolviendo a Lectura fácil de Cristina Morales.

Lectura fácil, la novela ganadora del Premio Herralde de Novela 2018 que nos propone sumergirnos en la vida de 4 personas a las que el poder estatal y capitalista denomina discapacitadas.


Cristina Morales, autora de Lectura Fácil



A través de las vivencias de Nati, Marga, Àngels y Patri, nos sumergimos en una Barcelona trastornada por las dinámicas de Mercado, en una Barcelona desahuciada y okupada, en una Barcelona Anarquista y anticapacitista.


Nati quien tiene el Síndrome de las Compuertas nos abre el camino hacia una nueva realidad llena de critica y de lucha por la autonomía personal. Gracias a su síndrome la Nati es capaz de plantar cara a todos aquellos y aquellas que intentan ejercer opresión sexual o moral sobre lxs demás. A través de su fanzine “Yo también quiero ser un macho” pone en cuestión los discursos de inclusión que emanan desde las instituciones, gritando, o pareciendo gritar, que todas las vidas son dignas de ser vividas.

La Nati vive junto a sus hermanas y sus primas en un piso tutelado por la Generalitat. Una Generalitat agitada por el problema de la vivienda que tan de moda se pone en los meses de verano. A través de las peripecias de quien se hace llamar Gari Garay vemos como ante la imposibilidad de autonomía y ante la incapacidad de pago, son muchas las personas y familias que se ven obligadas a buscar alternativas habitacionales que no son las ofrecidas por las instituciones.


La okupación como un acto político de protesta y de necesidad: “No sé si con el totalitarismo de Estado era menos desgraciada, pero joder con el totalitarismo del Mercado, me dice mi prima, que hoy ha sollozado en la asamblea de la PAH al conocer que para tener acceso a una vivienda de alquiler social debe ganar cómo mínimo 1.025 euros al mes […] es el totalitarismo del Mercadona” Un mundo donde no se atacan las causas (desahucios, paro, especulación) pero se estigmatizan las consecuencias y la soluciones no capitalistas.

Ante este totalitarismo la okupacion se convierte en una salida de emergencia para Gari Garay quien comienza a sentir en sus carnes de “guarra discapacitada” el privilegio, que hoy en día, supone la autonomía.


Lectura fácil nos hace reflexionar también sobre la sexualidad, el capacitismo y el feminismo, poniéndonos en primera persona ante bailes y portes que jamás pensaríamos. Tumbando tabús y revolviendo los roles de los que se denominan carceleros.

Sin duda Lectura fácil es una novel entretenida y divertida, que nos hace reflexionar sobre la (dis)capacidad, el feminismo y la okupación. Una novela para acercarnos a otras perspectivas de ver el mundo, y, en definitiva, una novela para pensar.


Invitamos a leerla, y a adquirirla en las librerías de los barrios. (¡Qué le jodan a Amazon!)