Estadísticas de accidentes laborales

Como con cada avance revisamos las estadísticas de accidentes laborales recogidas por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Este informe recoge los accidentes sucedidos en el periódo de enero a junio y da cuenta sólo de los accidentes de aquellos trabajadores que desempeñen su trabajo en virtud de un contrato legal. Es decir, quedan fuera de estas estadísticas todos aquellos trabajadores que realizan su actividad en B. Así mismo, quedan fuera de estas estadísticas todos los accidentes que no son recogidos por las autoridades. De esta manera, advertimos que el número de accidentes puede ser mayor que el reflejado por el Estado.


Al analizar los datos observamos un total de 262.355 accidentes laborales. Un 19,5% más de accidentes que en el mismo periodo de 2020 (Primeros 6 meses). Observamos como las condiciones de seguridad laboral en lugar de mejorar van empeorando año en año. Los datos nos demuestran una vez más lo poco que le importan al Estado y al Capital los trabajadores y sus vidas.


Pero desmenucemos los datos. De los 262.455 accidentes, 227.665 se han producido en la jornada de trabajo; 34.690 han sido los accidentes ocasionados durante el desplazamiento de los trabajadores (In itinere). En relación al tipo de trabajador según su relección con los medios de producción, los asalariados han sido los más perjudicados con un total de 246.477 accidentes frente a los 15.878 accidentes sufridos por trabajadores a cuenta propia (autónomos). Al respecto de esto último debemos de recordar que no son pocos los trabajadores que figuran como autónomos pero que en realidad son trabajadores asalariados (proletarios).


Si analizamos los accidentes según la gravedad de los mismos observamos como las estadísticas no son agradables con la clase trabajadora. Así vemos: 259.834 trabajadores heridos leves, 2.187 trabajadores heridos de gravedad, y 334 trabajadores muertos. Es decir, el capitalismo ha provocado, sólo con accidentes laborales, la muerte de 334 trabajadores en los primeros seis meses de 2021.


Frente al asesinato, la explotación y el daño sistemático sobre la clase trabajadora solo queda la organización y la lucha.


APOYA A LA OBRERA

COMBATE EL CAPITAL